Project Description

¡tzum!¡tzum! … desde Medellín

 

Byung-Chul Han no es de la Sección NELcf – Medellín, pero nos sirvió para promover el trabajo preparatorio de las Jornadas.

B-C Han sentencia que hoy vivimos la agonía del Eros: “El neoliberalismo, con sus desinhibidos impulsos del yo y del rendimiento, es un orden social que tiende a desaparecer el Eros. No solo el exceso de oferta de otros conduce a la crisis del amor, sino también a la erosión del otro (y del Otro) que tiene lugar en todos los ámbitos de la vida y va unida a un excesivo narcisismo de la propia mismidad. La sociedad del consumo aspira a eliminar la alteridad”[1].

Ante semejante afirmación un analista se interroga: ¿Qué implicaciones tiene la anulación de la alteridad en la sexualidad, si es así como se define, desde el psicoanálisis, el encuentro del parletre con el goce femenino, (que le es constitutivo)? ¿Tendrá eso que nombra B-C Han con lo que se encuentra hoy en la clínica?

Para complicarnos el asunto, el título de las Jornadas venía con un plural y en interrogación: ¿Sexualidad(es)? El significante de las Jornadas al inicio estuvo vacío. Con estos dos elementos debíamos ocuparnos de cómo transmitir y convocar a cada uno de los que inscriben su trabajo en nuestra Sección hacia las Jornadas: Como en los primeros encuentros sexuales, ¡no es que supiéramos bien cómo lo íbamos a hacer!

Lo primero que recogimos fueron los casos que se presentaron para las Jornadas clínicas, y se constituyeron dos carteles: “Identidades, orientaciones y prácticas sexuales contemporáneas” y “Lo trans en la clínica”. Cada caso escuchado y trabajado nos mostró el desafío de elevar una interrogación sobre la sexualidad bajo condiciones de sostener la transferencia. Ya de por sí es un desafío arriesgar una elaboración sobre un acto analítico en un caso singular, pero lo que ayudó fueron las preguntas de cada uno de esos analistas en torno a cómo se juega la sexualidad en un caso determinado. Entonces dedicamos 4 Noches de Escuela, dos casos por cada una. Los proponentes de casos aprovecharon la ocasión para afinar la transmisión y el caso mismo, y los Miembros, Asociados y cercanos empezaron a movilizarse conceptualmente sobre el difícil tema.  En el conjunto de casos estaban el por qué de la interrogación y el plural del título de las Jornadas. Nada más singular que la sexualidad de cada uno y nada interroga más a cada ser de goce, que su alteridad sexual.

Lo que al inicio era un significante vacío, se ha ido bordeando a medida que nos acercamos a profundidades no previstas, porque no solo reconocemos que toca a los soportes de la clínica, con la posibilidad de la transferencia como una forma de puesta en acto de la organización sexual del sujeto, sino que interroga al sujeto de la época y al discurso en que está inmerso.

Llegaremos a las Jornadas de la NELcf  más entrenados y conocedores de las implicaciones de la temática, la cual no está desarticulada de conceptos como el cuerpo, la sexuación, el fantasma, los diferentes objetos, el semblante, las suplencias, la identificación, los S1s del discurso contemporáneo.  Cada parletre se las resolverá con esos ingredientes para hacer una aproximación sexual a pesar de lo real de su ausencia.

Con estas piezas y bordes viviremos el encuentro con “otros” y “otras” en las Jornadas de Octubre, en las que la NELcf  lucirá su belleza y su riqueza, incluso en su fragilidad e imperfección (que nos convocan al trabajo).  El tema ha exigido investigación y una introspección profundas, pero nos restituye en acto, el significado de la Escuela de Psicoanálisis para los que dicen practicar desde esa orientación.

José Fernando Velásquez
NELcf – Medellín