Project Description

Como parte de las actividades preparatorias para nuestras Jornadas, el Directorio de la NEL Bogotá inició las actividades del año en febrero con una conversación titulada “¿Puedo elegir mi sexualidad a voluntad?”. La pregunta estuvo diseñada como una provocación hacia las teorías constructivistas del género que basculan entre una causalidad sociológica y un acto de voluntad que se desarrolla a lo largo de la vida del individuo.

Nuestra objeción a este planteamiento no es que el discurso cambie con el tiempo, a lo cual Lacan nos abrió el camino cuestionando el estructuralismo y abrazando una pragmática de la cura, ni tampoco que el individuo no tenga cierta agencia sobre sus determinantes sociales. La objeción la hace directamente en el tratamiento un real que emerge cada vez y frente al cual la palabra es usada por el hablante como elaboración secundaria.

Este real al irse aislando en un proceso lento de idas y venidas, muestra una pertinacia infranqueable al poder de lo simbólico, el cual sin embargo no deja indemne a quien se dirige a un psicoanalista, convirtiéndose la vida del hablante en un campo de fuerzas donde se las tendrán que arreglar el poder negativizador de la palabra y lo infranqueable del real del síntoma.

La objeción al postulado constructivista de causalidad sociológica o discursiva emerge del centro mismo de la experiencia psicoanalítica. Sobre este asunto giró la conversación de apertura de nuestro año de trabajo, enlazando así el trabajo sobre el amor que hicimos en el Encuentro Americano, sobre La Mujer, que no existe, en la Gran Conversación Virtual de abril y sobre el tema de las Jornadas de la Nueva Escuela Lacaniana del Campo Freudiano, para que podamos dar una respuesta precisa a los problemas acuciantes que se derivan de los intentos de domesticación del real de lo sexual.

Carlos Márquez
NElcf – Bogotá