BIBLIOGRAFÍA

  • Ahumada, L., (2020), “La sexualidad y sus puertas”, en Revista Rayuela, Publicación virtual de la nueva Red Cereda #7, agosto, 2020.

  • Ansermet, F., (2014) “Elegir el propio sexo. Usos contemporáneos de la diferencia sexual” en Revista Virtualia N°29, noviembre 2014.

  • Barros, M., (2020) La condición perversa: tres ensayos sobre la sexualidad masculina, Grama Ediciones, Bs. As., Argentina

  • Bassols, M., (2021) La diferencia de los sexos no existe en el inconsciente, Grama Ediciones, Bs. As., Argentina

  • Brousse, M.-H., (2021) Modo de gozar en femenino, Grama Ediciones, Bs. As., Argentina

  • Brousse, M.-H., (2013) “Los nuevos desordenes del amor. El amor es sin ley”, en Bitácora Lacaniana #2, Grama Ediciones, Bs. As., Argentina

  • Coccoz, V., (2021) Nuevas formas del malestar en la cultura, Grama Ediciones, Bs. As., Argentina

  • Cors Ulloa, R., (2018) “Del sexo a lo femenino”, en Bitácora Lacaniana #7, Grama Ediciones, Bs. As., Argentina

  • Francesconi, P., (2014) “Sexuación”, Un real para el siglo XXI, Scilicet, Grama Ediciones, Bs. As., Argentina

  • Giraldo, M.C. (2017) “Laberinto. Tercer testimonio” en Bitácora Lacaniana #6, Grama Ediciones, Bs. As., Argentina

  • Laurent, E., (2018) Subversión de la subversión”, en Revista Virtualia # 35, agosto

  • Laurent, E., (2020) “El Unarismo lacaniano y lo múltiple de las conductas sexuales”, en Lacan cotidiano # 865, marzo, 2020

  • Esthela Solano-Suárez (2014), “Soledades femeninas” en Bitácora Lacaniana #3, Grama, Bs As, Argentina

  • Esthela Solano-Suárez, (2007) “La angustia, el cuerpo sexuado y lo real”, en The Wannabe N°4, Año 2, 2007

CITAS

Así como Lacan nos indica que “conviene preguntar si la mediación fálica drena todo lo que puede manifestarse de pulsional en la mujer (…)” [14], nosotros podemos preguntarnos: ¿las marcas de los intentos por inscribir los modos diversos del goce fuera del imperio del falo, no son la manifestación del deseo de dormir el sueño de la indeterminación como representación de la libertad, con la imagen de una puerta que no se cierra? Es conveniente recordar lo que Lacan advierte respecto de la importancia de que la puerta también se cierre, como condición para que se vuelva a abrir. El gozne es necesario como también el hecho de que “no hay en el lenguaje más Bedeutung que el falo” [15]. En este sentido podemos decir que tal vez hay buenas puertas y que su atravesamiento no deja incólume al sujeto. Eso sí, entendiendo que el sujeto es el carpintero que puede hacerla a su medida

Todo el enigma clínico de la transexualidad gira, en efecto, alrededor de la certeza en juego; es ella la que determina que el conjunto de las cuestiones venga a plantearse finalmente tomando otros puntos de referencia que aquellos propios de una problemática de la elección

Pero es precisamente por no ser éticamente neutro que el psicoanálisis freudiano lo conserva. No está dispuesto a barrer lo que molesta bajo la alfombra. ¿Qué molesta? Que la condición perversa da testimonio del lazo entre el goce sexual y el mal. Lo que irrita a un humanismo hecho a medida de las medianías intelectuales de la derecha y de la izquierda, es que el falo es la parte maldita. No hay conciliación posible entre ningún sujeto -no importa cómo se defina- y el falo. Por eso hay que evitar el engaño que habita en la desexualización inherente a la diluida noción de “goce” – Lacan lo advierte en …O peor -, remarcando que se trata del goce sexual, de ése que se pone en juego en las múltiples epifanías del falo. La perversión es la verdad del sexo, y el falo es lo real del sexo. Para Lacan – y Freud – no hay otro goce sexual más que ése, el fálico, el que hace que la cosa no ande

Marcelo Barros, (2020) La condición perversa: tres ensayos sobre la sexualidad masculina, Grama Ediciones, Bs As, Argentina p. 43

Lo “trans” es un rasgo de la época, del sujeto de nuestro tiempo sometido a ser un tránsfuga de las fronteras simbólicas que antaño ordenaban el mundo, o al menos lo hacían parecer. Y las fronteras entre géneros, razas, colectivos, han sido y siguen siendo una forma de reorganizar las segregaciones y violencias más abyectas. Convengamos, en cada caso, que lo “trans” significa algo distinto, y para algunos casos algo radicalmente distinto, confrontados con una diferencia absoluta en el propio cuerpo, sin Otro al que “volver”. Y tal vez estos casos nos dicen algo todavía más real de lo que es el goce del cuerpo, el goce del cuerpo como el verdadero Otro, la verdadera alteridad tal como se presenta para cada ser humano, un Otro sin Otro posible con el que encontrar y situar “la diferencia”, siempre relativa en esta perspectiva

Miquel Bassols, (2021) La diferencia de los sexos no existe en el inconsciente, Grama, Bs As, Argentina, p. 51

En la orientación dada por Lacan a partir del seminario Encore, Aún, donde está la afirmación universal del lado de lo que es llamado el lado masculino del marco de la sexuación, hay uno que dice no a la función fálica con respecto a la fórmula: para todo X, la función fálica. Entonces tenemos que aceptar que lo que en el discurso común parece lo más femenino, ser madre, es el colmo de la posición masculina en los seres hablantes, cualquiera que sea. Digo cualquiera que sea porque hoy en día, con el discurso de la ciencia, con su avance y la posibilidad de los hombres para volverse madres, no importa el sexo biológico. Lo que importa es, como lo dice Lacan, que el sexo es efecto de un dicho y que el sexo es una construcción de discurso, que no hay para un ser hablante, para un cuerpo hablante, sexo que sea natural o biológico

Marie-Hélène Brousse, (2021) Modo de gozar en femenino, Grama Ediciones, Bs As, Argentina, p. 45

El discurso del amo contemporáneo ha consagrado lo que el psicoanálisis, desde Freud, había descubierto: que la heterosexualidad no es para nada natural, que es una construcción del orden simbólico y que hoy, también con otros semblantes, ha desaparecido. Entonces, en la actualidad, con el cambio social que se ha dado respecto a la homosexualidad, se puede decir que en casos de mujeres con estructuras histéricas, la solución homosexual es utilizada, pero no tanto a nivel de una sexualidad asexual —como la relación de Dora con la Sra. K.—, sino con verdaderas relaciones homosexuales de mujeres; que de cierta manera se explican por el hecho de que la estructura histérica ya no necesita, en este momento, pasar por el testaferro —que era, por ejemplo, el Sr. K.—. No hay necesidad de un testaferro

Marie-Hélène Brousse, (2013) “Los nuevos desordenes del amor. El amor es sin ley” en Bitácora Lacaniana #2, Grama, Bs As, Argentina p. 20

La cuestión trans inaugura un nuevo cogito: “me siento, luego soy”, cuya convicción sorprende por eliminar la distancia entre la verdad y lo real, el cual, en la enseñanza de Lacan se distingue de la biología y en la tripartición de registros en los que se distribuye nuestra experiencia subjetiva, se anuda a lo simbólico y a lo imaginario.

Vilma Coccoz, (2021) “Nuevas formas del malestar en la cultura”, Grama, Bs As, Argentina, p. 46

“… la relación sexual no logra escribirse; falla, por lo tanto se repite, se repite, se repite, sin-parar, una y otra vez. Se repite, pero no porque algo se logre, sino porque falla, y eso provoca la satisfacción del síntoma que, una y otra vez, se satisface en la pulsión. Es así que el síntoma en la neurosis puede ser una Satisfacción sexual Sustitutiva (mismas iniciales de Sujeto supuesto Saber). De ahí en más, como en el amor de transferencia, se abre un abanico de lectura libidinal, por:

La ilusión de respuesta – que fracasa.

La búsqueda de sentido – que es sexual.

La realidad fantasmática – que cautiva/presa.

La mujer – que no-toda es.

La relación sexual – que no existe.

La última palabra – que no hay.

La salida sinthomatica – que hay.

Raquel Cors Ulloa, (2018) “De el sexo a lo femenino”, en Bitácora Lacaniana #7, Grama, Bs As, Argentina, pp. 41-42

La sexuación nomina un real que no está dado preliminarmente por la anatomía, tampoco por el lenguaje -que es la materia prima de cada identificación-. El atributo natural y el atributo simbólico de la pertenencia a un sexo por medio de la identificación, no dicen nada de cómo un sujeto consiente a colocarse en posición masculina o femenina

Paola Francesconi, (2014) “Sexuación”, Un real para el siglo XXI, Scilicet, Grama Ediciones, Bs As, Argentina, p 323

En las entrevistas con mis pasadores pude decantar que la pregunta por el goce femenino fue el interrogante esencial que hizo parte de la demanda en mis tres análisis. El trauma sexual se tradujo en la adolescencia en mi propio horror por el goce femenino, y solo la experiencia del análisis me permitió construir, en mi tercer análisis, mi forma sinthomática de tratarlo. No obstante, el agujero de esa pregunta no se obtura y se mantiene viva, en tanto la misma es lo afortunadamente incurable en una mujer: no saber qué es una mujer y estar abierta a la invención, que se anuda ahora a otra pregunta imposible de ser respondida en nuestra orientación: ¿qué es un analista?

María Cristina Giraldo, (2017) “Laberinto. Tercer testimonio” en Bitácora Lacaniana #6, Grama, Bs As, Argentina, p. 96

La disimetría de los sexos respecto del goce fálico no remite a lo biológico, y es de esta falta de encuentro entre estos dos goces de lo que se quejan hombres y mujeres. Esta disimetría supera a la diferencia anatómica hasta el punto de imponerse a la misma. Por otra parte, una certeza sobre un modo de goce puede llevar a un sujeto a querer rectificar su anatomía, y posteriormente a la época de Freud los sujetos transexuales han alcanzado su voz lo suficiente en nuestra civilización como para que la lógica del goce ya no pueda ser ignorada (…) El dato de la experiencia psicoanalítica es que hay goces en plural. Una de las consecuencias que Lacan extrae de esta imposibilidad lógica de hacer Uno es que no puede haber unicidad de la fórmula de aquello que pueda conjugar a los sexos. Así, planteó la fórmula lapidaria: no hay relación sexual

Para el psicoanálisis, la propagación de los efectos de esas nuevas normas de la homosexualidad, adquieren otras consecuencias. De acuerdo con Miller, esos efectos inciden sobre el propio discurso analítico, ya que la homosexualidad masculina constituye uno de los caminos indirectos, para aprehender lo que es la reelaboración lacaniana del goce “no-todo”, inherente a la sexuación femenina

Como decía Lacan, los únicos que se han arriesgado a hablar del goce femenino son los místicos. Pero ¿de qué manera? De manera absolutamente poética. Santa Teresa de Ávila, San Juan de la Cruz, el Cantar de los Cantares, son pura poesía, un esfuerzo de decir lo indecible. Y nos encontramos hoy con esta cruda mostración, no ficticia sino experimental en un anhelo de atrapar, por la vía de la pornografía, algo de este imposible de decir, de representar

Esthela Solano-Suárez , (2014), “Soledades femeninas” en Bitácora Lacaniana #3, Grama, Bs As, Argentina p. 179

Podemos decir que en nuestra sociedad contemporánea asistimos a una crisis nunca vista del falo. El falo entró en bancarrota, por ejemplo: ya no es necesario este falo que era el símbolo máximo de la procreación, ya no es necesario pasar por un hombre para acceder a la procreación. Se le ha sustituido por una jeringuilla de plástico que se puede adquirir por Internet. En esas condiciones la función fálica, lo que queda de ella, se ha transformado no en una función que reparte dos modos de gozar, sino en una función del tipo de lo que los matemáticos llaman una función flujo, una función flujo, una función lábil, una función lábil es una función que no cuantifica, indican apreciaciones tales como un poco, un poquito más, más o menos

Conferencias y entrevistas online

AMPLIAR

Bassols, M., y otros: Despatologización: ¿Quién tiene derecho a una terapia?, Jul 23, 2021.

AMPLIAR
AMPLIAR

Bassols, M., Lo femenino más allá de los géneros, marzo 07 2020

AMPLIAR
AMPLIAR

Briole Guy- El hombre y lo Femenino, Julio 08, 2020

AMPLIAR
AMPLIAR

Brousse Marie-Helene: “Psicanálise, Gênero e Feminismo”, Nov 05. 2015

AMPLIAR
AMPLIAR

Brousse Marie-Helene. Fétiche 3 – Huit et demi Predator, Jun 22, 2021

AMPLIAR
AMPLIAR

Brousse Marie-Hélène – Fuera sexo: Extensión del imperio materno Abril,23, 2017

AMPLIAR
AMPLIAR

Coccoz Vilma: El inconsciente y la sexualidad, junio04, 2018

AMPLIAR
AMPLIAR

Coccoz Vilma, Los equívocos del amor y del género, marzo 2021

AMPLIAR
AMPLIAR

Fajnwaks Fabian¿La perversión tiene aún hoy un valor protestatario?, Julio,26, 2016

AMPLIAR
AMPLIAR

Lacan – Falasser-Sexualidad-subtitulado. Agosto, 11, 2008

AMPLIAR
AMPLIAR

Miller, J-A., Presentación del libro “Polémica política”. Mayo, 08,2021

AMPLIAR
AMPLIAR

Solano Esthela .S’enseigner du témoignage de deux transsexuelles // Mayo, 19, 2021

AMPLIAR
AMPLIAR

Solano Esthela / Bricolajes: Los niños producto de la ciencia, Oct 20, 2017

AMPLIAR
AMPLIAR

Solano Esthela Conferencia. “Soledades femeninas”, Feb 21, 2016

AMPLIAR
AMPLIAR

Vicente Palomera- Sexo, mentiras y discordias; Seminario del Campo Freudiano de Valencia. Jan 6, 2020

AMPLIAR