BIBLIOGRAFÍA

  • Lacan, J., (1964) El Seminario de Jacques Lacan, libro 11, Los Cuatro Conceptos Fundamentales del Psicoanálisis. . Paidós, Bs As, Argentina.

    • XII  “La Sexualidad en los desfiladeros del significante”
    • XIII “Desmontaje de la pulsión”
    • XIV “La pulsión parcial y su circuito”
    • XV  “Del amor a la libido”
    • XX  “En ti más que tú”
  • Lacan, J., (1971-1972) El Seminario de Jacques Lacan, libro 19,  …O peor. . Paidós, Bs As, Argentina

    • I  “La pequeña diferencia”
    • II  “La función Qx”
    • III “De la anécdota a la lógica”
    • IV “De la necesidad a la inexistencia”
    • VI “Te demando que me rechaces lo que ofrezco”
    • VII “La partenaire desvanecida (charla)”
    • VIII “Lo que incumbe al Otro”
    • XI  “Cuestión de Unos (charla)”
    • XIII “En el fundamento de la diferencia entre los sexos”
  • Lacan, J., (2008) Seminario XX Aun. Paidós, Buenos Aires, Argentina

    • V. “Aristóteles y Freud. La otra satisfacción”.
    • VI “Dios y el Goce de La/ Mujer””.
    • VII “Una carta de almor”.
  • Lacan, Jacques, (2009) De un discurso que no fuera del semblante, Seminario 18. Paidós, Bs As, Argentina

    • II “El hombre y la mujer” (1979), p 29 – 34
    • VIII “El hombre y la mujer y la lógica” (1979), p 120 – 122 / 130 – 133
    • X “Del mito que Freud forjó ” (1979), p 153 – 156 / 161/ 163 – 164

CITAS

El Seminario de Jacques Lacan, libro 11, Los Cuatro Conceptos Fundamentales del Psicoanálisis

Me vi llevado a abordarlo después de haber postulado que la transferencia es lo que manifiesta en la experiencia la puesta en acto de la realidad del inconsciente en tanto ella es sexualidad.

Jacques Lacan, (1964) El Seminario de Jacques Lacan, libro 11, Los Cuatro Conceptos Fundamentales del Psicoanálisis. Cap. XIV “La pulsión parcial y su circuito”. Paidós, Bs As, Argentina, p 181

Freud formula expresamente que de ninguna manera puede considerarse el amor como’ representante de lo que él mismo interroga con el término die ganze Sexualstrebung, o sea, la tendencia, las formas, la convergencia del esfuerzo sexual,  en tanto sea algo que culmine en Ganze, un todo susceptible de ser aprehendido, y que sintetice su esencia y su función.

Jacques Lacan, (1964) El Seminario de Jacques Lacan, libro 11, Los Cuatro Conceptos Fundamentales del Psicoanálisis. Cap. XIV “La pulsión parcial y su circuito”. Paidós, Bs As, Argentina, p 182

La legibilidad del sexo en la interpretación de los mecanismos inconscientes es siempre retroactiva. Esta legibilidad pertenecería exclusivamente al registro de la interpretación si no pudiésemos estar seguros de que, en cada instante de la historia, las pulsiones parciales han intervenido eficazmente en el momento y lugar apropiados. Y no de manera errática, como se creyó al comienzo de la experiencia analítica. Desde el comienzo del psicoanálisis se impuso con una fuerza que sorprende, cuando se mira hacia atrás, que la sexualidad infantil no es un témpano errante desprendido del gran banco de hielo de la sexualidad adulta, que interviene como seducción sobre un sujeto inmaduro.

Jacques Lacan, (1964) El Seminario de Jacques Lacan, libro 11, Los Cuatro Conceptos Fundamentales del Psicoanálisis. Cap. XIV La pulsión parcial y su circuito. Paidós, Bs As, Argentina, p 184

En Tres ensayos sobre la teoría de la sexualidad, Freud supo postular la sexualidad como esencialmente polimorfa, aberrante. Así quedó roto el encanto de la supuesta inocencia infantil. Por haberse impuesto tan pronto, y yo diría que demasiado pronto, no se examinó detenidamente qué representa esta sexualidad en su esencia. A saber que, en lo referente a la instancia de la sexualidad, la situación es la misma para todos los sujetos, así sean niños o adultos – todos se enfrentan sólo con la sexualidad que pasa por las redes de la constitución subjetiva, las redes del significante- la sexualidad sólo se realiza mediante la operación de las pulsiones en la medida en que son pulsiones parciales respecto de la finalidad biológica de la sexualidad.

Jacques Lacan, (1964) El Seminario de Jacques Lacan, libro 11, Los Cuatro Conceptos Fundamentales del Psicoanálisis. Cap. XIV “La pulsión parcial y su circuito”. Paidós, Bs As, Argentina, p. 184

El Seminario de Jacques Lacan, libro 19, …O peor

Cuando digo que no hay relación sexual propongo muy precisamente esta verdad de que el sexo no define ninguna relación en el ser hablante.

No hablo de la famosa pequeña diferencia, que es aquella por la cual a uno de los dos, cuando esté sexualmente maduro, le parecerá decididamente del orden de la palabra justa, aguda, soltar un hurra. ¡Hurra por la pequeña diferencia! El solo hecho de que esto sea divertido bastaría para indicarnos, denotar, hacer referencia a la relación complexual con ese órgano, relación totalmente inscrita en la experiencia analítica y a la que nos llevó la experiencia del inconsciente, sin el cual no habría agudezas.

Jacques Lacan, (1971-1972) El Seminario de Jacques Lacan, libro 19, ...O peor. Cap. I “La pequeña diferencia”. Paidós, Bs As, Argentina, p 13

El transexual no lo quiere en calidad de significante, y no así en calidad de órgano. En eso padece un error, que es justamente el error común. Su pasión, la del transexual, es la locura de querer liberarse de ese error, el error común que no ve que el significante es el goce y que el falo no es más que su significado. El transexual ya no quiere ser significado falo por el discurso sexual, que, lo enuncio, es imposible. Su único yerro es querer forzar mediante la cirugía el discurso sexual que, en cuanto imposible, es el pasaje de lo real.

Jacques Lacan, (1971-1972) El Seminario de Jacques Lacan, libro 19, ...O peor. Cap. “La pequeña diferencia”. Paidós, Bs As, Argentina, p 17

Ya el año pasado, (…) creí poder plantear y escribir como en matemática la función que se constituye a partir de que existe el goce llamado goce sexual, que es estrictamente lo que obstaculiza la relación sexual. Es la función phi de x. 

El goce sexual abre para el ser hablante la puerta al goce. Paren un poco las orejas y noten que el goce, cuando lo llamamos así a secas, es quizás el goce para algunos, no lo descarto, pero en verdad no es el goce sexual.

Jacques Lacan, (1971-1972) El Seminario de Jacques Lacan, libro 19, ...O peor. Cap. “La función phi de x”. Paidós, Bs As, Argentina, p 31

La función llamada sexualidad está definida, en la medida en que sepamos algo de ella – al menos sabemos algo de ella, como mínimo por experiencia-, por el hecho de que los sexos son dos.

Jacques Lacan, (1971-1972) El Seminario de Jacques Lacan, libro 19, ...O peor. Cap. “La partenaire desvanecida”. Paidós, Bs As, Argentina, p 93

El fundamento de lo que desde hace un tiempito estoy soltándoles, muy precisamente desde el año pasado, es precisamente que no hay segundo sexo. No hay segundo sexo una vez que entra en función el lenguaje. O, para decir las cosas de otro modo, en lo que concierne a lo que llamamos heterosexualidad, lo hétéros -término que sirve para decir otro en griego- puede vaciarse en cuanto ser, para la relación sexual. Precisamente, el vacío que ofrece a la palabra es lo que llamo el lugar del Otro, a saber, ese en el que se inscriben los efectos de la susodicha palabra

Jacques Lacan, (1971-1972) El Seminario de Jacques Lacan, libro 19, ...O peor. Cap. “La partenaire desvanecida”. Paidós, Bs As, Argentina, p 93